¿Qué es un coma diabético?

Vota el artículo

Un coma diabético es una complicación derivada de la diabetes, que tiene la capacidad de producir pérdida de la conciencia y poner en riesgo la vida. Esto se produce por dos causas fundamentales: niveles peligrosamente altos de azúcar en sangre (hiperglucemia) o los niveles peligrosamente bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia).

Al entrar en un coma diabético una persona puede estar viva, pero no te puede despertar ni responder voluntariamente a las imágenes, los sonidos u otros tipos de estímulos. De no ser tratada esta complicación, puede llegar a ser mortal.

Antes de desarrollar un coma diabético, es posible experimentar síntomas y estos dependen de si los niveles de la glucosa en sangre son altos o bajos:

Si el nivel de azúcar en sangre son altos (hiperglucemia), los síntomas de un coma diabético son: Aumento de la sed, necesidad de orinar a menudo, fatiga, náuseas y vómitos, dificultad para respirar, dolor estomacal, aliento con olor frutal, boca muy seca y latidos del corazón muy rápidos.

En cambio, si los niveles de azúcar en sangre son bajos (hipoglucemia), los síntomas de un coma diabético son: ansiedad, confusión, debilidad, dificultad para hablar, temblores o nerviosismo, fatiga, hambre, mareos o aturdimiento, náuseas y sudoración.

Algunas personas, sobre todo aquellas que han tenido diabetes por mucho tiempo, desarrollan una afección conocida como “desconocimiento de hipoglucemia”, es decir que a pesar de estar teniendo niveles bajos de azúcar en la sangre, no muestran síntomas de advertencia que señalen a un posible coma diabético.

Al experimentar uno o varios de estos síntomas (hiperglucemia o hipoglucemia), una persona debe medir sus niveles de azúcar en sangre y seguir su plan de tratamiento, en función de los resultados de la medición. Si no observa ninguna mejoría, lo mejor es llamar a emergencias o al médico de cabecera, para recibir ayuda a tiempo, antes de sufrir problemas de salud que tengan consecuencias irreversibles. 

Causas de un coma diabético

  1. Cetoacidosis diabética: La cetoacidosis diabética es más común en personas con diabetes tipo 1, pero también puede afectar a personas con diabetes tipo 2 o con diabetes gestacional. Esta complicación se produce cuando las células musculares necesitan más energía, el cuerpo puede responder degradando las reservas de grasa. Sin embargo, este proceso genera ácidos tóxicos conocidos como “cuerpos cetónicos”. Si no se recibe tratamiento a tiempo, la cetoacidosis diabética puede terminar en un coma diabético.
  2. Hipoglucemia: La hipoglucemia puede ser provocada por un exceso de insulina o la falta de alimento (pasar muchas horas sin comer), hacer ejercicios muy enérgicos o beber demasiado alcohol.

Los signos y síntomas dependen de la intensidad de la hipoglucemia. Sin embargo, es importante volver a acotar que si una persona padece de diabetes desde hace mucho tiempo, es posible que ya no muestre síntomas como hambre, temblor y sudoración y solamente tenga síntomas cuando el azúcar en sangre llega a valores peligrosamente bajos.

>>> HAZ CLIC AHORA si quieres curarte de la diabetes para siempre <<<

  1. Síndrome diabético hiperosmolar: El síndrome diabético hiperosmolar es más frecuente en los adultos de mediana edad y adultos mayores que tienen diabetes tipo 2. Esta complicación se caracteriza porque los niveles de azúcar en sangre superan los 600 miligramos por decilitro (mg/dL), o 33,3 milimoles por litro (mmol/L).

Cuando esto sucede, la sangre se pone espesa y viscosa, provocando que el exceso de azúcar pase de la sangre a la orina, desencadenando un proceso de filtrado que extrae una cantidad muy importante de líquido del cuerpo, que si no es tratado a tiempo, puede provocar un coma diabético y una deshidratación que pone en riesgo la vida.

Factores de riesgo para padecer un coma diabético

  1. Problemas con la administración de la insulina: Usar una bomba de insulina, es indicativo de una persona debe controlar el nivel de azúcar en sangre frecuentemente. Uno de los problemas más comunes con la administración de la insulina, es que puede haber un pliegue en el tubo de la bomba, suspendiendo la administración de la sustancia en su totalidad, sin que la persona se dé cuenta. De hecho, hasta las bombas que no tienen tubos, pueden presentar este mismo problema en alguno de los componentes de su sistema. En cualquiera de los casos, la falta de insulina provoca cetoacidosis diabética de forma rápida y termina en un coma diabético.
  1. Una enfermedad, un traumatismo o una cirugía: Otro riesgo de padecer coma diabético se da, cuando una persona que padece de diabetes sufre una lesión, en estos casos el nivel de azúcar en sangre tiende a aumentar, a veces en forma radical. Esto puede causar cetoacidosis diabética, sobre todo si se padece de diabetes tipo 1 y si no se aumenta la dosis de insulina para compensar su carencia.

Otras enfermedades, como una insuficiencia cardíaca congestiva o una enfermedad renal, pueden aumentar el riesgo de padecer un coma diabético.

  1. Diabetes mal controlada: Si una persona no controla su diabetes puede padecer de un coma diabético, es decir, si no cuida que sus niveles de azúcar en sangre correctamente o si no toma los medicamentos indicados por el médico.
  1. Omitir la administración de la insulina a propósito: A veces, las personas que tienen diabetes y que además padecen de un trastorno alimenticio, deciden no administrarse la insulina como se lo indicaron, con el objetivo de perder peso. Esta es una práctica peligrosa, que pone en riesgo la vida y aumenta el riesgo de tener un coma diabético.
  1. Consumir alcohol: El alcohol puede tener efectos impredecibles en el nivel de azúcar en sangre; a veces hace que este disminuya uno o dos días después de su consumo; aumentando el riesgo de tener una coma diabético por hipoglucemia.
  1. Uso de drogas ilegales. Consumir drogas como la cocaína o el éxtasis, pueden aumentar el riesgo de tener un nivel de azúcar en sangre muy alto y en consecuencia, padecer un coma diabético.

>>> HAZ CLIC AHORA si quieres curarte de la diabetes para siempre <<<

Enjoyed this post? Share it!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *